Wednesday, January 02, 2008

UN BUEN BAÑO DE MAR A MEDIANOCHE



Una moda del verano son los baños nocturnos de mar. De norte a sur, bañistas prefieren la luz de la estrellas, para darse un chapuzón. De ese modo, eluden los riesgos de exponerse a la temida radiación ultravioleta del sol, pero también evitan el efecto del viento frío que siempre sopla a ras de la arena y de las olas los días más calurosos del estío.

Pero, ¿y qué tal si pudiéramos darnos baños de mar todo el año, en piscinas temperadas? Esta pregunta ya tuvo respuestas en el pasado. El hotel Coddou, que se levantaba en la esquina de las calles Penco y línea férrea y que desapareció arrasado por un incendio, ofrecía a sus huéspedes baños temperados de mar.

Otro recinto que prestaba igual servicio, funcionaba al final de Yerbas Buenas o Robles. Penco tuvo dos fuentes de agua tibia de mar para bañarse en cualquier día del año y a cualquiera hora, teóricamente.

En Viña del Mar también hubo piscinas temperadas de agua de mar en Recreo y oí a su alcaldesa, Virginia Reginato, decir que estudiarán la posibilidad de reabrirlas. ¿Por qué, entonces, no estudiar una opción parecida en Penco?

Unas bien implementadas piscinas de agua de mar temperadas serían un buen atractivo turístico para Penco, con la garantía de ofrecer el servicio todo el año. El Departamento de Fomento Productivo de la Municipalidad podría abordar un estudio preliminar y ofrecerlo a la inversión privada.

De prosperar esta idea, me imagino un día lluvioso de invierno, chapoteando en la piscina de agua marina, mirando hacia la bahía a través de ventanales y –por cierto-- con una buena copa de vino tinto en la mano.

1 comment:

Vivianne said...

Magnífica idea, si si, creo que en Tomé un Hotel ofrece ese servicio, uhmmm se le podría dar la idea al Tito Buey, ya que está en el rubro de hoteles y tiene uno en la plaza de Penco, una vez más excelente post, besos!!1