Thursday, August 07, 2008

ENTREVISTA A UN PENCÓN QUE VIVE EN ISLA MARGARITA

Explico que la siguiente entrevista es real en lo referido a las preguntas y las respuestas, sólo que la circunstancia del encuentro es ficticia.

-------

Salí a las 12:30 horas del hotel Portofino en Humo Beach para mi encuentro con mi amigo pencón Iván Ramos Castro, quien vive en isla Margarita, Venezuela, desde hace ya varios años. Iván es el hermano menor de Hernán Nancho Ramos. Nos pusimos de acuerdo por teléfono para almorzar en el Luciano Restaurant, ubicado en el exclusivo sector de Porlamar, de Margarita. A sugerencia de Iván, yo pedí pescado fresco, deliciosamente preparado con vegetales. A él le trajeron una gran ensalada con queso y salsa ácida. Ambos bebimos sólo agua mineral. Y, de inmediato, entramos en materia…
¿Desde cuándo estás en isla Margarita?

En Venezuela desde el 27 de diciembre de 1975, en margarita desde julio de 1977.

¿Por qué te viniste a este lugar y no a otro en el planeta?

Fue en cierto modo casual, teníamos posibilidades en Alemania Federal (en ese entonces), pero después optamos por Venezuela, por dos razones: acá estaba la familia de mi esposa Patricia (ya fallecida) y también porque el venezolano tiene un trato muy abierto y considerado con el extranjero, más en esa época, son muy solidarios.

¿Cuál es tu actividad acá?

Entrenador de artes marciales y karate do. Tengo mi dojo en casa y además doy clases de ese deporte en la Unidad Educativa de Talentos Deportivos U.E.T.D. el cual es un liceo fiscal o bolivariano.

¿Cómo es isla Margarita para vivir?, ¿Entretenida?, ¿Aburrida?

Una suerte de Macondo en relación al tiempo. La gente nativa es de origen hispánico mezclado con los habitantes originarios: los Guaqueries. Ellos son descendientes de la nación de los Arawakos y la nación Caribe. Esta última de gran influencia en toda la cuenca del Caribe venezolano, colombiano y las Antillas hasta Puerto Rico y Cuba.

Cuéntame de tu familia.

Cuatro hijos, dos hembras y dos varones, además de dos nietos, hembra y varón.

¿Te acuerdas de Penco?

Penco es como un gran manto omnipresente en mi vida, imposible de olvidar, imposible de dejar o de desconectarse. Esté donde esté, camine por donde camine, Penco va en mis zapatos.

Tú practicaste hartos deportes en Penco, ¿cuál te dio más satisfacciones?

El fútbol por supuesto, aunque los disfruté todos, por eso me emocionó mucho ver al Chico Pérez en tu portal, y a todos los amigos y conocidos de mi hermano allá en el Cajón del Maipo.

Con respecto a la literatura, ¿siempre te gustó la poesía?. ¿Sigues escribiendo?

Siempre escribí desde que pude conectarme con la palabra escrita. La poesía siempre estuvo rondando a nuestro alrededor, mi madre recitaba poemas larguísimos, como la “Oración por Todos” de don Andrés Bello, o “El Violín de Yanko”. Mi tío José Fuentes Vergara recitaba de Neruda “Farewell”, el poema 15 y el 20, “Los Versos del Capitán”. Los inviernos eran largos pero como nunca faltaban revistas o libros, así me entretenía. Por supuesto que también escribiendo en secreto, después pasado un tiempo quemaba todos esos papeles en el patio.

Imaginemos que tú pudieras hacer algo grande por Penco, ¿Qué harías?

Allá hay suficiente gente preparada para seguir haciendo grande a nuestra comuna, pero si se diera alguna posibilidad, me gustaría escribir sobre Penco (tengo algún material).

Si hipotéticamente volvieras a Penco, ¿dónde te gustaría vivir, en qué barrio?

En Playa Negra, debajo de un bote, ja ja ja.

¿Te has encontrado con otros pencones en el Caribe?, ¿Quiénes?

Si, con Carlos Núñez, de la población Gabriela Mistral, gran amigo, su esposa Mila Plasencia, creo que es cuñado de Luchito Vásquez, también el “Lolo” Carrillo, una vez en la casa de Carlos en Caracas, hace años con Carlos Moena.

¿Qué aprendiste de la política de aquellos años?

Que es dinámica social pura, la política es saber unir fuerzas para un objetivo fundamental, que es provocar cambios estructurales en la sociedad. Por eso es importante elegir siempre a los líderes, más que por su simpatía o taquilla, por su conocimiento de la sociedad a la que pertenece, en fin, te podría decir que la crecida de ese rio profundo que se identificó con la UP y el compañero Allende, nos arrastró impidiéndonos ver la otra orilla. Los Poetas no son buenos para hacer política, creo que pecamos de nihilistas.


¿Te quedarás para siempre en Venezuela?
Por siempre nunca jamás, ja ja ja. Créeme que a veces me dan unas ganas, pero es problemático a estas alturas del partido.

Y en ese momento de la conversación, el propio Iván sugiere la siguiente pregunta: ¿Qué acontecimiento importante te haría regresar a Chile?
Ver la Parada, la gran Parada, es decir verlos parados dentro de sus cuarteles en posición firme, sin salir a la calle hasta que nos cuenten la otra firme, la verdad sobre los detenidos desaparecidos. Esa Parada quisiera ver, la Parada de un pueblo junto a las puertas de sus cuarteles, sin dejarlos salir a la calle hasta que canten, canten, canten, canten la canción que nos falta oír para aceptar el perdón y así relanzarnos a construir la nueva Patria.

El encuentro terminó con un rico postre de fruta tropical. Nos despedimos en la puerta del Luciano e Iván se fue a sus clases. Yo decidí dar una vuelta por la playa del Agua para ver uno de esos míticos atardeceres de Margarita, para después retornar a mi hotel.

1 comment:

Vivianne said...

Excelente entrevista de este Pencón, en varios pasajes nombró a gente muy conocida en Penco, el Lolo Carrillo ya que tuve el placer de compartir en el verano de este año,ésta y la entrevista a Enrique Puentes han quedado encantadoras, felicitaciones!
aAprovecho comunicarte que mi blog sufrió un traspie doloroso, ahora es:
www.vivianneberenice0.blogspot.com
Se agregó un 0 al terminar mi nombre.
Abrazos afectuosos