Monday, August 18, 2008

MAX WENGER: LA VOZ PENCONA QUE SE REFUGIÓ EN VILLARRICA

Foto tomada de www.soychile.cl


N. de la Editorial.: La siguiente es una entrevista virtual con Max Wenger. El contenido de la conversdación es real y exacto. Sólo la circunstancia del encuentro físico es una ficción.

Es impresionante como se ve el volcán Villarrica en agosto, cubierto hasta los pies de un hermoso manto blanco. Si uno está de paso en la ciudad de Villarrica, la mirada se enfoca en el volcán y en el lago quieto, en un día calmo de sol. Era apenas pasado el mediodía cuando me encontré con mi amigo Max Wenger, avecindado en la localidad desde hace años. Junto con su labor en el periodismo escrito, Wenger es uno de los buenos relatores de fútbol que ha tenido el medio. En Concepción, la ex radio Simón Bolívar, donde trabajaba, le acuñó el slogan la voz que televisa el fútbol. En Canal 13 narró también muchos partidos para Deportes 13. Como hay gente de Penco que me pregunta por él es que le pedí este "encuentro".
Volcán Villarrica, foto de Roberto Rozas Villanueva.

Después de los saludos y los abrazos, Max no dudó en sugerirme que nuestra reunión informal la realizáramos en el restaurant Kleiber, ubicado en bordelago, desde el que se tiene una vista magnífica del volcán y del espejo de agua. Me dijo que no perdiera la oportunidad de pedir gulach estilo húngaro, que resultó excepcional. Él pidió salmón fresco con salsa de camarones. A mí me trajeron una copa de vino tinto pinot noir y a él, una espumante cerveza alemana, es que Max tiene muy buen ojo y paladar para sugerir lo preciso en un encuentro con un amigo. En la sobremesa, entramos en materia.

-- ¿Cuándo decidiste dejar Santiago, por qué elegiste Villarrica?

-- Conocí esta hermosa zona del lago, el volcán y los ríos a mediados de los 60. Un gran amigo y compañero de universidad, vivía aquí y desde entonces vine todos los años. Resultado: me enamoré de Villarrica y me propuse que algún día me haría villarricense adoptivo.

-- Supongo que en tu corazón, Penco debe ocupar un rincón ¿grande? ¿chico?
--Penco tiene un lugar inamovible en mi corazón y en mis recuerdos de niñez, cuando la vida es todo inocencia y alegría. Dicen que la memoria se activa con las emociones y para mí Penco está lleno de emociones y ternura.

-- ¿Desde cuándo no te das una vuelta por Penco?

-- Algunos meses solamente quise reconocer la ciudad con un paseo por sus calles y barrios. Recorrí la playa evocándola en sus días de esplendor.

-- Cuando te acuerdas de Penco, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente?

-- Aquellas cálidas y apacibles mañanas de playa en el verano junto a mi familia, su plaza y las personas y personajes que desde la puerta de la casa que habitábamos en calle Penco, veíamos pasar. Las visitas a la cancha los domingos y los pitazos de las industrias que marcaban el ritmo de la ciudad.

-- ¿Valió la pena dejar Santiago o te ha tratado bien Villarrica?
-- La experiencia de vivir dos décadas en Santiago es invaluable. Subsistir en Santiago, es temerario. Y como a muchos les sucede, llega un momento en que se busca mayor cercanía con la naturaleza, con mejores condiciones ambientales y la tranquilidad que ofrece la vida en provincia.
Foto de Roberto Rozas Villanueva.
-- ¿Cuál es tu actividad aquí en Villarrica?
-- Como un periodista que alguna vez soñó con manejar un medio de comunicación, aquí me he podido dar el gusto y el “disgusto”. Dirijo un par de emisoras de radio, en las que trato de hacer algo de periodismo dentro de las circunstancias.

-- ¿Cuál es el futuro de la radio local versus la emisora de cobertura nacional?
-- La sobrevivencia se funda en nuestro caso, en la atención prioritaria
que dedicamos a la realidad local. En este campo es difícil competir para las grandes radios, porque el público privilegia la cercanía y su cotidianeidad. Hay estupendas emisoras nacionales, por así llamarlas, pero en Villarrica y la zona, las personas, las organizaciones sociales y las autoridades prefieren Radio “Parque”.

-- ¿Con tu experiencia como relator de fútbol, cuál es tu crítica a las nuevas voces en ese oficio?
--- En el ejercicio de la comunicación social, y en el oficio de la narración deportiva, siempre ha habido modelos a imitar y otros para olvidar. De todos es posible aprender algo. Hoy sin embargo, observo una abusiva imitación de locutores y hábitos argentinos. Demasiado lugar común y entonaciones poco eufónicas. La moda de narrar en televisión como si se estuviera haciéndolo en radio, hace pensar que se considera limítrofes a los telespectadores. En el relato radial uno juega con la imaginación. En cambio, las personas frente al televisor no necesitan que les digan lo que están viendo. El relato en TV tiene que diferenciarse. Noto que hay personas llenas de condiciones aunque al parecer carentes de orientación, en lo que se observa la falta de referentes como Gustavo Aguirre, Raúl Prado, Sergio Planells, entre otros.

-- ¿Recuerdas alguna anécdota tuya narrando el fútbol?
-- Bueno, aparte del consabido grito de un gol que no fue, hay otras, como cuando se me escapó un falsete, vulgo gallito, y sin pensarlo dos veces dije a los oyentes: “Disculpen…pero se me cayó la partitura..”.

-- Desde el punto de vista editorial o de contenidos, ¿cuál ha sido tu clave para mantener el negocio de la radio en tiempos difíciles?

-- Tenemos siempre presente algunos de los pilares del periodismo: la independencia, la credibilidad y seriedad en el cumplimiento de los servicios y fines que nos son propios.


-- Volvamos al recuerdo de Penco, ¿Si estuviera en tus manos hacer algo por Penco, qué harías?

-- Lo trataría de recuperar como el Gran Balneario de la zona intercomunal, con profundas modernizaciones urbanísticas y con capacitación para la industria del turismo. Junto a ello, buscaría inversiones en algún rubro industrial para aprovechar la capacidad instalada, aspiraría a desarrollar un centro de innovación tecnológica o un centro de comunicación internacional, aprovechando el gran aporte humano que posee Penco.

-- Tú has escrito entretenidas historias en este blog. Pero, la pregunta es ¿Te han sorprendido otros contenidos?

-- Sin duda. Me han impresionado aquellos contenidos que rebosan humanidad y afecto por su ciudad natal y por su gente, que me han permitido conocer a la distancia los ideales de muchas personas, jóvenes de ayer, que llevan a Penco en un rincón del alma.

Luego de despedirnos partí de regreso a Santiago, con esta entrevista en una carpeta.

No comments: