Wednesday, January 12, 2011

PEDRO CAÑULAO, UN CRACK DEL FÚTBOL REGIONAL

Pedro Cañulao junto a su esposa Olga Villarroel.

LA TRAYECTORIA DE UN EX ASTRO DE VIPLA Y FANALOZA

Fue el wing izquierdo más solvente que tuvo el equipo de Fanaloza en el Campeonato Regional de Fútbol de los años cincuenta. Pedro Cañulao (o Caniulao) era rápido, desbordaba con un pique excepcional, proyectaba centros medidos y a veces disparaba directo al arco desde fuera del área con una potencia fuera de lo común. Por esas características llegó a ser considerado uno de los mejores aleros de los clubes de la zona. Con el tiempo cedió ese puesto a otros jugadores y él pasó a desempeñarse en el medio campo, donde su físico corpulento le permitía desplegar gran presencia y respeto en la zona de creación de juego. Su nombre estaba en la prensa de la época, en las radios hablaban de él y sus fotografías ilustraban diarios y revistas. Era famoso, un astro del fútbol regional. Hoy (enero de 2011) tiene 86 años, está retirado y vive en su casa de la población Santa Amalia en Lirquén en los faldeos que dan a la fábrica de Vidrios Planos, industria en la que trabajó por años y cuyo club de fútbol –VIPLA-- fuera también fue su último equipo.
Pedro Cañulao nació en 1924 en Ranquilco, cerca de Temuco. Siendo muy joven emigró a Santiago, donde consiguió trabajo en la empresa Farmoquímica del Pacífico. Le gustaba jugar a la pelota desde chico. El club Audax Italiano descubrió sus excepcionales habilidades y lo incorporó a su equipo juvenil. Después el Bádminton se interesó en su juego y lo fichó allá por el año 1945. En un partido de la primera división en 1946 Cañulao le dio el triunfo a su club sobre Universidad de Chile por 1-0 con un imparable zurdazo desde la mitad de la cancha. La ovación del estadio coronó su desempeño, pero también había ojos de expertos que lo estaban mirando. Fue así como en los inicios de 1947, dirigentes futbolísticos de Fanaloza lo contactaron en Santiago para que se viniera a jugar a Penco, en el Campeonato Regional, torneo renombrado en todo el país por la importancia de sus clubes y de sus jugadores, además por la masiva concurrencia de público a los estadios, los que estaban siempre con su capacidad completa.
¿Dejar el Bádminton? Sí, estaba de acuerdo, pero dejar a su novia en Santiago, no. Pololeaba con Olga Villaroel, de Puerto Saavedra, pero avecindada en la capital, quien en 1947 tenía 15 años. El problema era que Fanaloza quería a Cañulao para esa temporada. El tiempo corría en contra. Fue así que le ofrecieron trabajo, una casa y la camiseta número 11 del club. De algún modo los novios –ella era apenas una niña—arreglaron los inconvenientes de las diferencias por la edad y así los novios viajaron a Penco.
“Lo que más nos gustó de la oferta era que podíamos regresar al sur y Penco nos gustó”, nos dijo Olga Villaroel, sentada junto a su esposo Pedro Cañulao en el living de su casa (primera foto de arriba). “Nos agradó el trabajo que le ofrecieron a Pedro y aquí en la zona estamos desde 1947. Nunca más se nos ocurrió volver a nuestros orígenes ni regresar a Santiago. Echamos raíces por estas tierras. Después que mi marido jugara durante años por Fanaloza, don René Mendoza Fierro, dirigente de VIPLA, le ofreció venirnos a Lirquén y que jugara en el equipo”, recuerda la señora Olga Villarroel. Fue así que Cañulado, convertido en mediocampista, culminó su carrera en el club de la camiseta azul (VIPLA).
Aunque no existen registros electrónicos de la época, lo más probable es que el locutor que narró el memorable partido de Badminton vs Universidad de Chile en 1946 y que terminó con la derrota azul pudo ser el siguiente:

“Hay una pelota larga que va del centro de la cancha hacia el costado izquierdo. Controla el balón corriendo a gran velocidad el imparable Pedro Cañulao. Domina Cañulao, hace una finta, deja a un jugador en su camino, cambia de dirección y va hacia el centro. Levanta la cabeza, prepara la zurda. ¡Dispara y!… ¡Goooooooooool!, ¡Gooooool de Bádminton, Pedro Cañulao le da la ventaja al equipo ferroviario. Gol de Cañulao. Extraordinario, con un golazo de Cañulao Bádminton derrota a Universidad de Chile uno a cero.”

LA PRODUCCIÓN EN TERRENO

Para ubicar a Pedro Cañulao era necesaria la colaboración de un gran conocedor del entorno deportivo de Penco y además activo entrenador del boxeo local, ex futbolista y ex basquetbolista, Óscar Muñoz, el Chenko, quien solícito nos acompañó a Lirquén. Averiguando con sus amistades y contactos logramos en cosa de minutos dar con la dirección del afamado ex crack del fútbol en la población Santa Amalia. Encontrarlo y poder haber conversado con el ex crack fue también obra de nuestro amigo Chenko. En la foto de al lado, Óscar Muñoz revisa diarios antiguos guardados en la casa de Pedro Cañulao con comentarios y fotografías del Campeonato Regional.

1 comment:

Agente Ryan Dempsey said...

Estimados
Junto con saludar, les cuento que participo en una agrupación que tiene como objetivo refundar a uno de los equipos fundadores del futbol chileno: Santiago Badmintón. A través de su publicación vimos que el 2011 entrevistaron a Pedro Cañulao quien fue jugador del Bádminton entre 1945-1947 y quien aparentemente vive en Lirquén.
Sabemos que la entrevista fue realizada hace varios años, aun así queríamos solicitarles si tienen el contacto de Don Pedro o alguna referencia, telefono, mil o contacto de quien pueda ayudarnos a contactarlo?
Le agradeceriamos de sobremanera esto, ya que uno de las acciones que estamos realizando es preparar un documental y nos encantaría contar con el testimonio de Don Pedro.

Espero me puedan ayudar
Quedo atento a sus comentarios

Saludos
Alvaro Durán
www.elrodillo.cl
alvaro@grupofyd.com
+56942750749