Sunday, February 16, 2014

BANDA DE PENCO CANGACEIRO ESPERA SU OPORTUNIDAD

"Andy", líder de la banda pencona Cangaceiro.
A Andrés Urrutia Riquelme, “Andy” (42), líder de la banda Cangaceiro, que clasifica en el estilo folk rock progresivo, la vida artística no le ha sido fácil. Posicionar al grupo al cabo de veinte años de existencia le ha costado. Pero, quizá esta dificultad, esta lucha por juntar a los músicos, ensayar o conseguirse espacios donde actuar lo ha robustecido en la fe del destino de Cangaceiro.  Con una sonrisa espontánea y franca dice en conversación con este blog:
“Nuestro estilo no es de gusto masivo. Tocamos temas instrumentales. Con la música que hacemos llegamos a un público bien específico, que nos sigue y nos alienta.”
¿Entonces cuál es el problema?
"El problema de Cangaceiro es que los integrantes de la banda trabajamos, no vivimos de la música. Sólo uno de nosotros, Víctor Garrido, el baterista está dedicado a esto en su totalidad. Y creo que para posicionarse hay que dedicarse en un cien por ciento…”
La mayoría de los componentes de la banda proviene de conservatorios. El mismo Urrutia Riquelme estudió música tres años en el Conservatorio de la Universidad de Concepción. Los autodidactas dentro del grupo igualmente leen música. O sea, Cangaceiro es un grupo creativo y profesional en la ejecución de sus composiciones. Pero, decíamos, no les ha sido fácil: la radio no difunde su música.
La venta de poleras Cangaceiro también ayuda a la banda.

Sin embargo, a pesar de esta incomprensión de los medios masivos Andy sonríe, no se echa a morir y expresa su confianza que con el tiempo habrá nuevos espacios para el estilo de Cangaceiro. Y a falta de comprensión, la tecnología les abre puertas. Tienen producciones en Youtube con una buena cantidad de visitas. Y, como dicen que nadie es profeta en su tierra, Cangaceiro ha sonado fuerte en Estados Unidos, donde una radio de Nueva York los difunde con  frecuencia. Por el momento en lo local, esto es Penco, Concepción, Talcahuano y alrededores, el compromiso del grupo es satisfacer a los fans. En sus actuaciones en recintos para trescientas personas siempre están llenos.
Muy tranquilo Andy subraya su sentimiento hacia Penco: “No estoy disconforme con la ciudad de Penco. Presentaciones anunciadas no se han materializado, es cierto. No hemos actuado en la playa, por ejemplo, pero no por mala voluntad de quienes deciden sino, más bien por problemas que se han presentado en los momentos previos”.

La espera a la que se refiere el título de esta nota no se relaciona con la calidad. Oír a Cangaceiro es un relajo de creatividad y excelente ejecución instrumental. Es una banda de jerarquía en todas sus líneas sólo que le resulta indiferente a la gran masa, aquella que busca las emociones fáciles. Y refrenda lo anterior el hecho que Cangaceiro ha obtenido galardones como el premio "Ceres" por su calidad y ha tenido destacadas actuaciones en Argentina, le han hecho ofrecimientos para volver y en perspectiva está una presentación en Montevideo. 
Y para terminar Andy nos sugiere que escuchemos el tema “Alumbramiento”, lo mejor de Cangaceiro en Youtube:


4 comments:

Andy Ceiro said...

gracias por la nota amigo Nelson.......se podria mencionar ke el año pasado viajamos a Argentina a un festival de musica latinomericana......que compartimos con muschos musicos de latinoemarica, que estamos invitados nuevamente aArgentina y debutaremos en octubre en montevideo uruguay.

Andy Ceiro said...

a lo otro que ganamos el premio Ceres de las artes de la octava region, mencion musica con nuestro disco alumbramiento.......seria bueno acotar esos hechos......gracias

Miguelon Martinez M. said...

Larga vida a Cangaceiro, gracias Don Nelson :)

Jaime Hidalgo said...

Tengo la suerte de conocer a Andy desde que él era un adolescente, toda su vida la ha dedicado a "pelar el ajo" por la música... Recuerdo en esos tiempos un "recital" que montó juntos a su grupo y amigos (entre los cuales estaba) en el Salón Parroquial de Penco...con una mano adelante y otra atrás, con la cooperación desinteresada de músicos amigos (que prestaban amplificación) y que veían a este grupo de lolitos como un pequeño fenómeno...el salón lleno... me alegro que no haya decaido y siga en lo suyo...necesitamos gente como él que se preocupe por el alma , por el arte, por la mñusica...un gran abrazo Andy