Saturday, January 14, 2017

3 DÍAS DURABA LA PEREGRINACIÓN PENCO-YUMBEL PARA SAN SEBASTIÁN

 
Un segmento de la imagen de San Sebastián de Yumbel. (Foto tomada de betaportalpatrimonio.cl  ).
Visitar el santuario de San Sebastián en Yumbel es una devoción regional cada 20 de enero (también en marzo). Los preparativos en Penco y en los alrededores de la comuna se notaban en ese tiempo cuando avanzaba el primer mes del año. Los devotos se lo tomaban en serio, no como un paseo. Porque, aunque no estuviera lejos, la falta de medios, lo convertía en un sacrificio. El camino más recomendado para ir a Yumbel sin tener que tomar combinaciones de trenes, era por Villarrica. Por ahí enganchaban los devotos que salían de Penco, Los Barones, Primer Agua, Agua Amarilla, Juan Chico, Roa. En este punto engarzaban los que venían de Tomé, Rafael, Menque, Ranguelmo. Después se agregaba gente en Manco, Trecacura, las Lajuelas. La caravana informal en carretas, a pie y a caballo llegaba a Florida, situada a 44 kilómetros de Penco punto medio del viaje a Yumbel luego de un día de marcha. Se descansaba en el pueblo y el recorrido continuaba. A un par de cuadras hacia el este de Florida por el camino Concepción-Bulnes, antes de tomar la curva del ingeniero, está el desvío a Yumbel. Allí se sumaba más gente, los que venían de Ñipas, Portezuelo, Peña Blanca, Ránquil, Quillón... Al cabo de varias horas de marcha los devotos llegaban a Paso Hondo, lugar donde el camino se bifurca; un desvío va a Cabrero y el otro sigue a Yumbel.
Antiguo camino a Florida, sector Trecacura. (Foto de mi archivo).
Por este último proseguía la gente caminando bajo el sol abrazador de enero. Llegar a Yumbel por el trazado recto desde la ruta Concepción-Cabrero era cuestión de un par de horas más. El trámite religioso en el santuario era breve. Allí pagaban sus mandas, asistían a la misa, rezaban y adquirían objetos e imágenes ad hoc que los ambulantes vendían por todas partes, en la plaza, en las calles, a la salida del templo... Los devotos de los campos, respetuosos del credo y de las tradiciones cristianas,
  decían que trocaban, no “compraban” esas imágenes. Usar ese verbo era considerado una ofensa al santo. Miles de personas se congregaban en el pueblo. Wikipedia afirma que hoy en día llega medio millón de personas con motivo de la festividad. El camino de vuelta era tan tortuoso como el de ida. El tour completo tomaba tres días.
 
San Sebastián, Il Sermonetta, siglo XVI.
Museo Vaticano.
(Foto de mi archivo tomada con IPhone).
BREVE HISTORIA DEL SANTO

San Sebastián fue un soldado del ejército romano. Nació en Francia el 256, pero se trasladó a Milán. Como militar no participó de ritos paganos que consideraba idolatría y como cristiano ejercía apostolado entre sus compañeros. Pero, fue denunciado al emperador Maximiano, quien lo llamó y le dio a escoger o seguía como soldado o se dedicaba a Cristo. Sebastián permaneció firme en su decisión de cristiano, hecho que enfureció al emperador por lo que lo condenó a muerte. Fue llevado a un estadio, atado a un poste y desnudado. Acto seguido le dispararon una lluvia de flechas. Pero, no murió, sin duda porque sus verdugos optaron por desviar los tiros o no apuntar a partes vitales y así cumplir la orden. De ahí fue llevado a la casa de una noble familia romana cristiana, donde lo curaron de sus heridas. Por algún motivo se tuvo que presentar de nuevo ante Maximiano, quien lo creía muerto. Y luego de perseverar en la fe, el emperador lo condenó nuevamente y esta vez los verdugos cumplieron. Luego de lanzar su cuerpo a un lodazal, fue rescatado y sepultado en la vía Apia de Roma. Transcurría el año 288. Hoy es invocado contra las pestes y contra los enemigos de la fe.  A través de la historia el mártir ha llegado a ser uno de los más representados en el arte. Grandes maestros de la pintura y la escultura lo han venerado en sus obras.
San Sebastián, Followers Botticelli,
Siglo XV. Museo Vaticano.
(Foto de mi archivo, tomada con IPhone).

LA IMAGEN DE SAN SEBASTIÁN EN YUMBEL

La festividad de San Sebastián es una de las cuatro grandes de Chile. Las Otras son La Tirana, Andacollo y Lo Vásquez.

La veneración tiene dos fechas, el 20 de enero y el 20 de marzo. En la parroquia de Yumbel se conserva la imagen del santo, tallada en madera de cedro. Originalmente los conquistadores la colocaron en la primera capilla de Chillán. Luego de un ataque mapuche a la ciudad encabezado por Butapichón en 1665, los soldados lograron huir hacia Penco llevándose la imagen. Pero, para poder continuar viaje tuvieron que ocultarla en unos pajonales en los alrededores de Yumbel. Cuando Chillán fue reconstruido los chillanejos exigieron que se les devolviera la imagen. Pero, la gente de Yumbel no lo permitió alegando el "derecho del hallazgo" . La tradición popular cuenta que los españoles intentaron trasladar la figura del santo de regreso a Chillán, pero no pudieron aún con el apoyo de dos yuntas de bueyes. Por último, un juez eclesiástico decidió en favor de los habitantes de Yumbel y el asunto quedó zanjado.  

No comments: