Monday, April 03, 2017

LOS LLAMADOS "CLAVOS DE CRISTO" SE USARON PARA CONSTRUIR LA DESAPARECIDA REFINERÍA DE AZÚCAR DE PENCO

Clavos hechizos con los que se sujetaron las estructuras de madera de la antigua Refinería de Penco.
          Conservo tres clavos recogidos en agosto de 2012 en la Refinería de Azúcar de Penco durante su demolición. Decenas de ellos estaban desparramados en el suelo junto a los tablones del desmantelamiento. Se los usó para sujetar los gruesos maderos de las estructuras de la planta. Se trató de clavos hechizos, de alambre grueso común y moldeados al rojo. Operadores de fraguas los fabricaron a golpe de combo contra yunque ahí mismo porque no había ferreterías donde comprarlos. Por eso su aspecto es irregular, no los hicieron en serie. Cada clavo es una pieza única. Esa sola característica remonta su edad a finales del siglo XIX o comienzos del XX. Así se levantó esa industria.

          Pero, permítame querido lector, centrarme en los clavos que los guardo envueltos en papel como un recuerdo personal de la vieja Refinería. Son tres y quien me los alcanzó fue Manuel Suárez, debido a que yo en ese momento estaba preocupado grabando un video. Los tomé, me los eché al bolsillo y aquí los tengo. Los tres clavos vienen al presente por el símbolo, porque evocan las celebraciones cristianas de Semana Santa…

       Me dicen que  los trabajadores de las antiguas fraguas que funcionaron ahí durante la construcción de la Refinería los llamaban “los clavos de Cristo”. Y al verlos, claro que retrotraen la mirada a la pasión de nuestro Señor. Ni las fraguas ni la Refinería existen ya.
Un aspecto de la demolición de la ex Refinería de Penco. Foto captada en agosto de 2012.

No comments: