Tuesday, February 15, 2011

OMAR SOTO: DEL ARCO DE ATLÉTICO DE PENCO A COLO COLO

Don José Riquelme junto a su equipo de honor: Atlético de Penco. Al centro de polera amarilla el guardavallas Omar Soto.

Durante los preparativos para el mundial de fútbol de Alemania (1974) el meta Omar Soto Herrera fue nominado entre los ocho mejores arqueros del fútbol profesional para integrar la Selección Nacional que debía clasificar para ese torneo. Para entonces el futbolista defendía los colores de La Serena.

El guardavallas nació en Lirquén, pero vivió la mayor parte de su adolescencia en la casa de sus abuelos, en el camino al cementerio. Su carrera la inició en la segunda infantil de Atlético de Penco en 1954, a invitación del presidente del club José Riquelme, quien intuyó el gran potencial deportivo del jugador. Fue así como en un partido memorable del Campeonato Juventud, Atlético, con Soto en el arco, venció al Olimpia de Talcahuano por 3-1, en un partido disputado en el estadio El Morro del puerto, el 7 de febrero de 1959.


El desempeño de Omar Soto crecía cada vez, hasta que Fanaloza, que participaba en el Campeonato Regional, lo llamó a sus filas como segundo arquero y así comenzó su trayectoria al estrellato. En un reñido encuentro con Naval de Talcahuano, el arquero titular de Fanaloza Gustavo Piturra resultó lesionado en una jugada que terminó en penal y fue retirado en camilla. El técnico ordenó a Soto ingresar al campo para tratar de impedir el gol mediante disparo de doce pasos. Frente a la pelota se paró el temido jugador Luis Guerra del equipo del puerto. Cuando sonó el pitazo del juez y cuando el arquero recién ingresado estaba aun frío, el atacante de Naval chuteó violentamente al arco. Soto voló para interceptar, pero no alcanzó a llegar al balón. Sin embargo, el gol no se produjo porque la pelota chocó en un vertical. Soto inscribía su nombre en la titularidad. Cuando Piturra regresó a su equipo de origen el Bádminton de Santiago, Fanaloza tuvo a un arquero auténticamente lirquenino: Omar Soto.
Omar Soto, ex Atlético de Penco, pasó en el estadio Regional como arquero de Colo Colo.
De Fanaloza pasó a Ñublense y a Colo Colo, donde tuvo un excelente desempeño. Posteriormente lo contrató Coquimbo Unido y de allí se fue a Deportes La Serena, más tarde a O’Higgins, a Deportes Ovalle y a Deportes Linares, club donde terminó su carrera de jugador profesional en 1980.

Desde ese momento y fuera de la cancha, Omar Soto debió iniciar una actividad extra para ganarse la vida “porque el fútbol de entonces no daba como para una pensión digna”, recuerda hoy el ex arquero de Atlético. Decidió radicarse en Chillán y obtuvo un trabajo en CMPC, donde al cabo de 20 años también se retiró. Hoy día tiene empleo en el supermercado Santa Isabel en el mall chillanejo. Desde esa ciudad, Omar Soto, quien cumplió 70 años, no olvida Penco ni Lirquén, su tierra natal. Dice con nostalgia recordar siempre al gran presidente de Atlético, don José Riquelme, quien le abrió las puertas al futuro como jugador de fútbol.
---

Fotos:
Arriba, el equipo titular de Atlético cuando venciera a Olimpia. Más abajo, Soto captado por la cámara de don José Riquelme en el estadio penquista.

 

2 comments:

ivan alejandro ramos castro said...

muy gratos recuerdos nos entrega esta excelente foto que rinde homenaje a uno de nuestros grandes valores deportivos tanto nacional como internacional. Me dio gran alegría también reconocer justo al extremo izquierdo, agachado delante de don Jose Riquelme a otro grande de nuestro futbol Pencon, me refiero a Benito Torres, quien defendió los colores del club Fanaloza y fue fundador del Club Deportivo "Cerro Porteño" del sector Penco Chico. Acá en Venezuela, a los atletas destacados se les confiere una pensión en reconocimiento a su trayectoria, tanto regional, nacional como internacional para todas las disciplinas deportivas. Sería bueno promover esta iniciativa en el medio político.

m.soto.1997 said...

Tío Omar, a pesar de que yo soy de la U, me hubiera gustado verte jugar
Marco Soto B.