Thursday, December 06, 2012

ACTOS LLENOS DE SIMBOLISMO HUBO TRAS EL SOLEMNE JURAMENTO DE VÍCTOR HUGO FIGUEROA COMO NUEVO ALCALDE DE PENCO


Víctor Hugo Figueroa jura como alcalde de Penco.
 
 
-¡Sí, juro!--, dijo con voz fuerte y clara Víctor Hugo Figueroa cuando la secretaria municipal Irma Saavedra, en calidad de ministro de fe, le tomó juramento como nuevo alcalde de la comuna en el acto oficial realizado hoy en la escuela Isla de Pascua. De inmediato y espontáneamente estalló un aplauso impresionante de parte de las decenas de personas que se congregaron en el gimnasio del establecimiento para testimoniar el cambio. Los aplausos que se prolongaron por varios minutos eran la respuesta de la emoción ciudadana por el hecho de contar, a partir de hoy, con un alcalde joven, accesible, conectado, de perfil moderno, con sentido del compromiso y capaz de mirar el bien común por encima de las banderas partidarias. Los vecinos reunidos allí, vestidos formalmente como muestra de respeto por ese momento, estaban exultantes, alegres y llenos de optimismo en el futuro de Penco, Lirquén y Cerro Verde. 

El acto contó también con la presencia del senador DC Hossaín Sabag, de la diputada PS Clemira Pacheco y de representantes de organismos públicos. También estuvieron, por cierto, los integrantes del nuevo Concejo Municipal: Justo Insunza, PRSD; Rodrigo Vera, UDI; Eric Forcael, independiente PRSD; Verónica Roa, DC; Héctor Peñailillo, independiente UDI; y Reinaldo Flores, RN. 


Con aplausos recibieron los ciudadanos al nuevo alcalde.
Terminada esta ceremonia formal, primera parte de los tres actos que incluyó el cambio de mando, los presentes caminaron desde la Escuela Isla de Pascua hasta La Planchada, sitio elegido por el flamante alcalde para pronunciar su discurso de asunción del cargo. 
 
Sin duda, esta fue la primera vez que el fuerte se convirtió en escenario de un hecho político tan relevante para la ciudadanía local, en los 325 años de su existencia. Como parte del evento se izó allí una bandera chilena de grandes dimensiones. Hubo vecinos que interpretaron la elección del lugar para este acto como una señal clara de la nueva autoridad comunal por devolver la dignidad al fuerte que resguardó la seguridad de Penco, disuadiendo con sus temidos cañones a bucaneros y piratas, en tiempos de la Colonia. La reliquia debe ser hoy y en el futuro orgullo de todos los pencones. 
Izamiento de la gran bandera chilena en el fuerte.

Este acto público de La Planchada fue una referencia al cambio de slogan de la comuna, el que desde ahora es “Ciudad Histórica”. En ese sitio también pronunció unas breves palabras el presidente de la Sociedad de Historia de Penco (SHP), Jaime Robles Rivera.

Y a propósito de historia, el nuevo alcalde es un profundo conocedor del pasado pencón como que ha publicado dos volúmenes sobre el tema: Crónicas de Penco y el Libro de Oro, este último lanzado hace un par de meses. Ambas publicaciones gozan de gran popularidad entre los pencones y lirqueninos que viven en la comuna como entre aquellos que están lejos. Luego del acto de La Planchada, con todas sus significaciones, y que reunió a una gran cantidad de vecinos, el alcalde Figueroa encabezó una columna que se dirigió hacia la esquina de calle Penco y Freire, donde inauguró una placa que recuerda que en ese sitio se levantó la casa de los gobernadores de la capital del sur.

Inédito discurso inaugural en La Planchada
Entre las personas que estuvieron presentes había representantes de la etnia mapuche, hecho que simbolizó también la estrecha unidad que la nueva autoridad desea mantener con los pueblos originarios afincados en Penco y sus alrededores.

Figueroa inaugura placa histórica.
Como parte de estos actos, el alcalde Figueroa recibió la adhesión de todo el Concejo Municipal y él respondió poniendo énfasis en su interés por llevar adelante las ciento cincuenta medidas de su programa. Subrayó además su firme propósito de integrar a todos los sectores sociales y geográficos que forman la comuna destacando claramente su idea de fundir bajo un solo concepto la estrecha unidad y colaboración que deben proporcionarse Penco y Lirquén para avanzar y recuperar el tiempo perdido. Este día 6 de diciembre de 2012 podría ser un hito, aquel que marque el inicio de la historia de Penco moderno, aunque quizá hoy mismo no lo dimensionemos.


----

Nota editorial: las fotografías fueron proporcionada por Jaime Robles, presidente de la SHP.
---

No comments: