Wednesday, January 16, 2013

PENCO FÉRTIL TIERRA DE APODOS


Cuando oí a Raúl Oliveros hablarme del pasado de Penco, para referirse a personas y nombres me dijo: “es que aquí se usaban por puros sobrenombres”.  Veamos algunos de esos “alias” populares que calzaron justo en los personajes a quienes “les vino el sayo”. 

Carreras a la chilena en Fundo Coihueco. (Foto JRR)
Podemos hacer una lista, tal vez interminable, pero vamos a comenzar: 

“Chancho al hombro” fue un mote que le pusieron al alguien popular en Penco porque seguramente algunas vez llevó sobre sus hombros uno de estos animales.

“Boca de mono” por algunas característica próxima del aludido con…

“Pancho Jeta”, por alguna prominencia en sus labios.

“Richard Nixon”, por su parecido con el ex presidente norteamericano.

“Perra flaca”, a lo mejor desajustado a la realidad.

“Don Cordillera”, un señor que tenía problemas en la piel con zonas blancas y más oscuras.

“Pestañas de chancho”, una persona con las pestañas tupidas y rectas.

El Diuco”, así le decían a un ex alcalde de Penco.

“El Chiquitín”, mote del hijo voluminoso de un almacenero local.

“Los Peluca” les venía muy bien a unos hermanos estibadores.

“El Melena”, le iba como anillo al dedo a un jugador de fútbol de Fanaloza de apellido Cortés.

“El Cayapo”, un futbolista aficionado de calle Alcázar.

“Peyo Chúcaro”, un jugadorazo de Fanaloza.

“El Cuco”, un estibador solitario y abandonado por las mujeres.

“Las Viva Chile”, damas que seguramente destacaban por su ropa vistosa.

“Fanfarria”, el chofer de la micro de estudiantes de la Refinería.

“El Chueco” era un apodo que les iba por igual a Cortés, Avilés y Careaga.

“El Ñajo” era un vagabundo a mal traer de Penco.

“Corbatita”, un emprendedor del comercio y el transporte ferroviario.

“El Cántaro”, ¿parecería un florero oriental?

“El jurel”.

“El Peje”.

“El Minero”, gran futbolista de Gente de Mar.

“El Feúcho”, un poco injusto también este alias.

“El Trece años”, seguramente porque el personaje decía ésa como su edad durante mucho tiempo.

“El Chino”, un dueño de carnicería con ojos almendrados

“El Cajero”, un trabajador de Fanaloza que le contaba a las niñas que era cajero de su empresa, sin aclarar que con sus manos construía cajas de caolín creando la falsa idea que manejaba fondos.

“El Pito'e la Loza”, la persona que respondía a ese mote nunca explicó el porqué.

"El Leche'lora", un locero aficionado al boxeo de la categoría medio-pesado.

"El Agua'e'pipa", era el hijo de un bodeguero de calle San Vicente.

"El Acordeón", vivía en calle Infante.

"Las Viva Chile", una hermanas profesoras de calle Penco.

"El Chancho al hombro", un comerciante local.

"Tito Wei", otro comerciante pencón.

(continuará) 

2 comments:

Judas said...
This comment has been removed by the author.
Judas said...

Mackeihan, Dícesele a un joven (ya no tanto)de la ciudad, por sus envidiables botas vaqueras, chaquetas de gamuza pelo largo y cinturón con hebilla con una mano enseñando dos dedos en símbolo de paz.