Monday, August 24, 2015

COSMITO: EL PARAÍSO PERDIDO DE PENCO

Aspecto de la granja Cosmito, según una foto de un calendario de 1945.
Don Osvaldo Vega, uno de los cuatro medieros que tuvo Cosmito, cuando ese fundo pertenecía a la Refinería de Penco, declaró al diario El Sur el miércoles 20 de abril de 1977, que la granja pencona fue un Paraíso. “Pese a ser un fundo tan chico –dijo entonces—era un verdadero Paraíso que asombraba a los visitantes”. Al momento de hacer esa afirmación, el señor Vega había cumplido 31 años como residente de ese fundo, pero la granja a la que se refería ya había desaparecido. El mediero falleció hace años. Le sobreviven su viuda, la señora Luz España, quien vive en su casa del predio y sus hijos.
La afirmación contenía una buena cuota de experiencia y también de nostalgia y la hizo pública cuando se supo en Penco la noticia de la muerte del creador de Cosmito, el ciudadano austríaco Walter Zwillinger. El señor Vega destacaba así su admiración por el agrónomo europeo que vino a Penco contratado por CRAV para crear la granja.
Decíamos nostalgia por la inspiración que significó la persona de Zwillinger en desarrollo del gran proyecto de la granja modelo en los años 40. En sólo un par de temporadas dio forma al orgullo agrícola de Penco con una formidable lechería, un criadero de cerdos, gallineros, una planta procesadora de alimentos para animales, galpones  y chacras productoras de hortalizas con semillas certificadas. Cuando ya han pasado más de setenta años del inicio del proyecto de la Refinería en ese fundo, aún es posible oír testimonios de personas que conocieron la granja.
Don Osvaldo Vega no cometió ninguna exageración al afirmar en la nota del diario que Cosmito fue un Paraíso porque empleó una metáfora para graficar la abundancia y la calidad de los productos de la granja incluyendo por cierto el bello entorno natural y de edificaciones que significó poner en marcha el proyecto.
Cosmito siguió pautas de producción europeas traídas por Zwillinger, muy avanzadas respecto de las prácticas en Chile. El Paraíso, al que se refería el señor Vega, producía las mejores lechugas, zapallos, apio, betarragas y el más variado abanico de hortalizas; leche, carnes, huevos, etc. Todo, con los mejores estándares de calidad conocidos. Por su abundancia natural Cosmito también pudo ser comparado con la bíblica Tierra Prometida, sin duda.
Como ya hemos informado en otros posts de este blog, el señor Zwillinger falleció en el choque de dos Jumbos en la pista aérea de Los Rodeos, en Tenerife, islas Canarias, tragedia registrada en marzo de 1977. Y Cosmito como proyecto agrícola terminó en 1970.

No comments: