Tuesday, February 16, 2016

"LAS REDES DEL MAR", UNA OBRA EMOCIONANTE QUE NARRA EL VALOR DE LOS PESCADORES DE CERRO VERDE EN EL SIGLO VEINTE


A la izquierda, la portada del libro con diseño de Iván Contreras y que fuera editado por la Universidad de Concepción. A la derecha, su autor, el profesor y dramaturgo José Chesta Aránguiz.
Busqué ese libro por mar y tierra, hasta que lo encontré. Porque su título apareció de repente en mi horizonte y porque su contenido me hablaba de Penco y Cerro Verde. En realidad es una pieza teatral escrita e inspirada en la dura vida de los pescadores artesanales. La obra tuvo un estreno de lujo en el Teatro de la Universidad Concepción en 1959 y ese mismo año se presentó en Santiago con gran éxito y con un elenco de primeras figuras nacionales. Algunos de los actores fueron Jaime Vadell, Luis Alarcón, Nelson Villagra, Brisolia Herrera.
 
Me refiero a “Las Redes del Mar”, libro escrito por el profesor de la escuela N° 54 de Cerro Verde José Chesta Aránguiz. Para el estreno de la obra su autor tenía 23 años.
 
¿Pero, quién fue Chesta?
 
Chesta era un inquieto muchacho de Concepción que tan pronto egresó de la Escuela Normal a mediados de los cincuenta (1950) halló trabajo de maestro de primaria en Cerro Verde. Decidió quedarse en ese barrio de Penco fascinado por la obra educadora y social emprendida por Eduardo Campbell Saavedra con un esfuerzo sobrehumano. En el prólogo del libro, Orlando Rodríguez dice que Chesta destinaba parte de su suelo en apoyar a sus alumnos más pobres. Quienes lo conocieron me dicen que este profesor viajaba todos los días a hacer clases desde Concepción. A veces que quedaba sin locomoción para regresar y se las arreglaba como fuera para pasar la noche en Penco o en Cerro Verde para continuar impartiendo clases al día siguiente. El profesor Rosauro Montero fue su amigo, me dice que efectivamente la última micro salía de Penco a las 9 de la noche y que en ocasiones Chesta se quedaba abajo por distintos motivos ya fuera por razones de trabajo o por departir jugando al cacho en algún restaurant pencón. El profesor Servio Leyton también amigo del dramaturgo, me informa que su dedicación por el teatro se le notaba en sus temas de conversación. De modo cada vez más notorio ya no hablaba tanto de sus clases, sino de la inspiración para escribir. Así, fue mutando del magisterio a la creación literaria. Sin embargo, nunca dejó el aula. En Cerro Verde, José Chesta fue colega de otro maestro notable y posterior alcalde de Penco Ramón Fuentealba, recientemente fallecido.
Profesores y amigos, arriba Servio Leyton y Rosauro Montero. Abajo, Eduardo Espinoza y José Chesta. Los tres primeros, docentes de la escuela 31 de Penco; Chesta pertenecía a la escuela 54 de Cerro Verde. La fotografía fue tomada en la plaza local alrededor de 1957. (Foto cedida por R. Montero).
 Fue precisamente aquella creciente inquietud creativa la que dio forma a “Las Redes del Mar” una pieza maestra que lo catapultó a integrar la generación de dramaturgos del 50. Chesta conoció Cerro Verde como la palma de la mano y convivió con su gente, por eso en la obra nombra el faro, la ranfla, la isla, las chatas (botes), los remos, el viento norte. Habla de los problemas sociales, de la mitología local, del alcohol, de los sueños y las esperanzas de los pescadores del villorrio, pero con una proyección transversal. En la obra de Chesta sale a la luz el valor de las familias de los pescadores de Cerro Verde y su firme decisión para luchar contra la pobreza. Ellos son presentados con una dignidad maravillosa como es la gente de ahí. “Las Redes del Mar” es una obra potente y trascendente. Si con leerla uno experimenta una emoción que sólo los artistas de gran talla son capaces de construir, es de imaginar cómo sería si pudiéramos ver alguna vez su representación en un escenario.
 
José Chesta Aránguiz, distinguido profesor de Cerro Verde, perdió la vida siendo aún muy joven. Murió en diciembre de 1962 en un accidente de carretera cerca de San Fernando cuando sólo tenía 26 años.
Escena de la fiesta del segundo acto de Las Redes del Mar, con actores de primera línea. La obra refleja la vida de los pescadores de Cerro Verde. La imagen fue tomada del libro y corresponde al estreno realizado en 1959.
 

4 comments:

yeyamora said...

Agradecida en nombre del TUC por su excelente comentario de la obra de teatro"LAS REDES DEL MAR" de nuestro recordado y joven escritor José Chesta;obra cuyo nontaje fué estrenada en el antiguo teatro Concepcion y llevada a muchas comunas y ciudades extremas del sur del país con gran éxito.Tan solo indicarle que los personajes principales que asumieron los roles protagónicos fueron: Brisolia Herrera,Roberto Navarrete,Gastón von dem Bussche,Verónica Cereceda, Mireya Mora y los que Ud.menciona. "EL UMBRAL" tema de la lucha minera de 1960,y "Cruces hacia el Mar. son escritos del autor que teatros emergentes actuales colocan en sus actividades actuales.Es mi deseo tan solo dejar testimonio de nuestra época del TUC 1949-1973.

crorella said...

Gracias por escribir estas entradas tan interesantes.
Penco ha estado relacionado con mi vida de una u otra forma desde que tengo uso de razón; estudié allí de primero a cuarto básico (primero en la escuela Miramar, ya extinta, y luego en la escuela Isla de Pascua). Mi madre es profesora y trabaja en Lirquén desde hace casi 20 años.

Le cuento además que conocí de cerca cerro verde bajo y alto, iba a ver los partidos a la cancha que hay ahí. Hace años que no voy, ya no vivo en Chile. Sin embargo descubrí con orgullo que el libro está disponible en la Universidad de Stanford, que queda cerca de donde vivo.. sin duda iré a buscarlo!

enia said...

Muy interesante nota. Soy estudiosa del teatro y le invito a leer mi trabajo Dos aproximaciones a la marginalidad: Los pescadores en Las redes del mar y Chiloé, cielos cubiertos publicado en Latin American Theatre Review. Vol 38, Núm. 1, Fall 2004, páginas 73-91. La compañía TeatroReconstrucción ha hecho una lectura de Cruces hacia el mar de Chesta y estamos tratando de recuperar y difundir más su obra. Las redes del mar es una joya, poco conocida fuera de Concepción. Soy penquista, profesora universitaria afincada en USA hace muchos años e investigadora del teatro de mi tierra. En estos momentos estoy escribiendo sobre la compañía de Teatro El Rostro. Comuníquese conmigo si tiene preguntas (sanhuemt@wfu.edu)

enia said...

Encuentra mi artículo y se lo puede descargar aquí
https://journals.ku.edu/index.php/latr/issue/view/116