Sunday, September 11, 2016

EXPERTOS MEXICANOS EN RASTREO ARQUEOLÓGICO QUE INVESTIGAN EN PENCO DESCUBRIERON LA CIUDAD DE MARÍA MAGDALENA EN ISRAEL

El profesor mexicano Luis Barba y el alcalde Víctor Hugo Figueroa en calle Chacabuco, una zona donde se espera hallar restos del antiguo monasterio Jesuita en Penco.
El equipo de especialistas mexicanos que realiza un mapeo del subsuelo de algunas área de Penco, con el fin de ubicar restos de edificaciones de tiempos de la colonia, tales como el convento de los Jesuitas; el templo de los Franciscanos y el Palacio del Gobernador, tiene una vasta y reconocida experiencia internacional en tareas similares en distintos lugares del mundo. El más relevante de estos trabajos fue haber contribuido a la ubicación de Magdala, la ciudad natal de María Magdalena, junto al mar de Galilea en Israel.
Magdala la ciudad israelí descubierta con los trabajos del equipo que investiga en Penco.
La zona de Magdala junto al mar de Galilea, muy parecido a la bahía de Concepción, según dijeron los expertos mexicanos.
El jefe del equipo de la Universidad Nacional Autónoma de México, el profesor Luis Barba Pingarrón, que encabeza los rastreos arqueológicos y antropológicos en Penco junto al doctor en arqueología Agustín Ortiz; y al experto Jorge Blancas, a punto de obtener este último su doctorado en geofísica,  en conversación con nuestro blog, narró su experiencia en la búsqueda del pueblo bíblico de Magdala al que perteneció María Magdalena:

MAGDALA PERMANECIÓ DESAPARECIDA
“Todo comenzó porque a la orilla del Mar de Galilea construyeron un albergue para peregrinos; empezaron las máquinas a mover el terreno y de repente aparecieron restos de una estructura y cuando la descubrieron era una sinagoga, esto significaba que había un pueblo judío; los pueblos judíos en esa zona funcionaron en época de Cristo. En el año 69, los romanos arrasaron con esto por la revuelta judía por lo que el pueblo que se llamó Magdala no había aparecido en el registro arqueológico. Y nos invitaron a colaborar con ese proyecto para investigar porque eran 30 mil metros cuadrados de terreno que había que estudiar. Pues bien, llevamos nuestros equipos con muchos problemas en Israel, las aduanas son terribles, hubo que explicar, sacar permisos, una barbaridad… El tema fue que empezamos el trabajo en el verano del 2010 y duró dos semanas en la primera etapa, al siguiente verano estuvimos otras dos semanas, en general cubrimos 20 mil metros cuadrados. El trabajo fue muy pesado porque son como 40 grados de temperatura en el verano de Israel. Primero gracias a un estudio magnético, luego una verificación eléctrica y luego un estudio de detalle con el radar empezaron a aparecer los muros de pequeñas construcciones que al final acabaron siendo el pueblo judío. Y unos meses después empezaron las excavaciones y empezaron a aparecer los muros que eran de piedra y salieron piezas, almacenes, cuartos con baños rituales que eran alimentados con agua de manantial. Ya se integró la sinagoga con un mercado. Es todo un sistema de vida de los pueblos en ese momento. Al estar a la orilla del mar de Galilea había un muelle.  Hay una panadería, hay almacenes. Y tuvimos la ocasión de regresar un par de años después y tomar muestras de la tierra, del mortero de unión de las piedras de los pisos. Y de esas muestras hicimos análisis químicos y esos análisis nos revelaron más o menos qué tipo de actividades estaban realizando y, pues, hubo mucha información muy interesante que en combinación con los materiales arqueológicos recuperados estamos tratando de interpretar la forma de vida de esas personas en ese lugar”.
LA CONVERSIÓN DE MARÍA MAGDALENA. Llevada al  Templo por su hermana Marta, María Magdalena aparece aquí de rodillas,  entregada al oír la prédica de Jesús. Entonces, ella abandona su vida de pecado por una piadosa. Las joyas cayendo por su cuello predicen su renuncia a los bienes mundanos. Óleo sobre tema, Paolo Veronese (cerca de 1548), National Gallery, Londres.
MARÍA MAGDALENA con su túnica de plata reluciente permanece postrada ante la tumba vacía de Jesús mientras que el alba comienza en el Oriente. A ella se la identifica por la muestra de su tradicional vestido rojo debajo de la túnica y por la jarra de óleo consagrado. Óleo sobre tela, Giovanni Girolamo Savoldo ( cerca de 1535-1540). National Gallery, Londres.

Profesor, usted nos habla de esta investigación tan interesante, pero no nos ha dicho mucho aún del propósito de buscar a María Magdalena en ese trabajo...


“Bueno, claro, siendo una investigación universitaria expusimos que no íbamos a ser capaces de identificar la presencia de María Magdalena allí. En cualquiera de las casas que estudiamos ella pudo haber vivido, pudo haber pisado, pero no hay elementos que nosotros podamos aportar para decir aquí estuvo y es ella; porque además los judíos no enterraban en sus pisos, así que no hay ni un solo esqueleto en todas las excavaciones que se han hecho y por lo tanto no se encontró ninguna evidencia ni ninguna placa en la puerta de su casa (sonrisas) que dijera que ahí vivía ella. Entonces, todo es documental y el nombre Magdala pues sugiere que María Magdalena pudo haber vivido ahí. Es más, tan así es la situación  que es justo el momento en el que el propio Jesús pudo haber caminado por esas calles y pudo haber pisado esas piedras… Pero, no hay ninguna evidencia científica que lo pueda comprobar. Lo único que respalda la posibilidad es la coincidencia temporal y geográfica.”
Jaime Robles, a la izquierda; el profesor Luis Barba; el doctor en arqueología Agustín Ortiz; Manuel Suárez; Nelson Palma y Jorge Blancas, en una conversación previa al trabajo de mapeo de sitios arqueológicos en Penco. La escena fue captada en el restaurant de Mario San Martín en Playa Negra. 

El jefe de investigadores mexicanos, profesor Luis Barba; y el experto en geofísica Jorge Blancas, ambos de la Universidad Nacional Autónoma de México, realizan un recorrido exploratorio por el fuerte de La Planchada.

2 comments:

eric pedreros said...

Muy buena noticia saber cómo fue la çiudad antigua de Penco
Grandes los arqueólogos y usted también don Nelson palma

eric pedreros said...

Aprovecho además de aserles la invitación para que puedan todos ustedes ayudarnos en encontrar la fecha de fundación de mi querido Cerro verde bajó por fabor