Saturday, December 17, 2016

NAVEGANTE FRÉZIER DESCRIBIÓ EL AROMA DE LOS BOSQUES DE PENCO INSPIRADO EN EL POETA LATINO VIRGILIO

Hemos comentado en otros posts el aroma de bosques que invade a Penco dependiendo de la época del año y de los vientos. Es un perfume de pino fresco, liviano, casi imperceptible. Sólo lo acusa el visitante, ya que los pencones lo ignoran. La sensación olfativa debió ser mayor en tiempos pasados y no a pinos, sino a especies nativas que por siglos poblaron nuestros cerros hasta su reemplazo para la explotación de las coníferas.
El navegante y científico francés Amadeo Frézier (después el apellido se escribió Frazier y dicen que también fue un espía1) dio testimonio –entre otros muchos--, de estos olores durante su estada en Penco en su libro Relación del Viaje por el Mar del Sur en 1712:
“Los bosques están llenos de árboles aromáticos, tales como distintas especies de mirtos, un tipo de laurel, cuya corteza tiene el perfume del azafrán y aún más suave; el boldo cuya hoja tiene la fragancia del incienso y la corteza un gusto picante algo parecido a la canela; pero hay otro árbol que lleva efectivamente ese nombre (canelo) y aunque diferente de la canela de la Indias orientales, tiene las mismas cualidades; su hoja, si bien un poco más grande, es similar a la del gran laurel”.
Y aquí Frézier se muestra sorprendido por tanta similitud cuando agrega en su narración: “Virgilio parece haberlo descrito en sus Geórgicas II”2. Dicen los versos de Virgilio citados por el navegante: “El árbol en sí mismo es grande y muy parecido en su aspecto al laurel. Ningún viento hace caer sus hojas; su flor es particularmente persistente, con ella los medos purifican los alientos de los bocas malolientes y curan a los ancianos jadeantes”.
Manchón de bosque nativo en el fundo Coihueco de Penco. (Foto de Carlos Wedell).
Pues bien, sobre el canelo, árbol sagrado de los pueblos aborígenes, Frézier añade: “Entre los indios este árbol está consagrado a la ceremonia de la paz…”

Basten estos segmentos literarios para subrayar ese estímulo olfativo que emana de los bosques que rodean a Penco y del que en la ciudad no se habla. Tiene que llegar alguien de afuera, de bien lejos para que lo perciba y haga el comentario que a la gente pencona deja indiferente.
--- 
1 Hay quienes sostienen que Amadeo Frézier fue un espía de su país, Francia, porque su paso y estada en varias ciudades de Chile resultaron inadvertidas para la autoridad de la Capitanía General. El bajo perfil le permitió levantar mapas detallados de ciudades claves así como ubicar y describir emplazamientos militares en las colonias.

2 Virgilio, gran poeta latino (70-19 AC). Escribió sus Geórgicas, que son un poema, una loa a la vida rural y a la agricultura. Los cristianos en la antigüedad consideraron que su anuncio del nacimiento de un niño que salvaría a Roma, en una de sus Églogas, fue una profecía pagana del nacimiento de Jesús. Dante Alighieri lo veneró en "La Divina Comedia" como su guía a través de los infiernos y el purgatorio. Muchos otros autores han incluido a Virgilio en sus obras.

No comments: