Sunday, December 04, 2016

MASTODONTES BAJANDO DESDE PRIMER AGUA

La figura de un mastodonte, según una concepción artística. Imagen tomada de Wikipedia, que no hace mención a la presencia sureña de estos grandes mamíferos en tiempos pretéritos.
Las enciclopedias nos hablan de mamíferos prehistóricos y de sus vidas pretéritas en el hemisferio norte. Sin embargo, si usted observa, esas fuentes no nos dicen mucho de la existencia en el pasado remoto de semejantes animales también en el sur del planeta. Y ocurre que descubro que sí hubo, por ejemplo,  mastodontes en Chile: en La Reina, en Santiago; en Los Vilos; en Osorno y en los alrededores de Penco. Las comprobaciones, en particular en nuestra comuna, las hizo hace más de 70 años el sabio penquista Carlos Oliver Schneider, según narra el libro de Boris Márquez Ochoa. En la página 92 del mencionado texto se dice que don Carlos halló restos óseos de mastodontes en Primer Agua.
Pues bien, los mastodontes eran unos animales con una alzada de casi tres metros, que poseían una trompa y un par de enormes colmillos. Su aspecto semejaba a un elefante, pero el parentesco entre ambas especies es lejano y su piel presentaba un abundante pelaje grueso. De acuerdo con los estudios de peleontólogos, estos proboscidios desaparecieron de la faz de la tierra hace unos diez mil años, en parte por la cacería que practicaron nuestros parientes ancestrales y por razón de alguna enfermedad. De modo que en nuestra memoria colectiva la imagen de estos animales pareciera estar presente aún. Es común oír a alguien decir sobre una persona de gran envergadura “¡tremendo mastodonte!”. Si la afirmación se usa, debe ser por los ecos ignotos de la cultura oral.

No imagino a estos animales deambulando por ahí. Pero, a juzgar por los hallazgos y las publicaciones de científicos –Oliver Schneider, entre otros--, los mastodontes estuvieron aquí. Sus huesos son los testimonios. Lo que no sabemos todavía es si nuestros mastodontes presentaron alguna característica singular, algún rasgo propio, que hubiera permitido clasificarlos como “mastodontes de Primer Agua”.  

No comments: