Friday, June 23, 2017

CINCUENTENARIO DE IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL DE PENCO INCLUYÓ EL LANZAMIENTO DE NUEVO LIBRO DE BORIS MÁRQUEZ OCHOA

NOTA DE LA EDITORIAL: Con numerosas actividades la comunidad evangélica Metodista Pentescostal de Penco (calle Los Olivos) celebró su primer cincuentenario. Entre ellas, hubo actos oficiales, sociales y el lanzamiento de un libro conmemorativo, escrito por el historiador Boris Márquez Ochoa. El autor nos ha hecho llegar un artículo informativo que narra aspectos del libro y de las celebraciones. La nota la publicamos a continuación:  
Portada del libro.
En el contexto de las celebraciones del medio siglo de existencia de la Iglesia Cristiana Metodista Pentecostal, ubicada en calle Los Olivos número 51, el domingo 21 de mayo pasado se presentó a la congregación, autoridades eclesiásticas y civiles de la comuna el libro “Un templo a la vera del mar: 50 años de la Iglesia Cristiana Metodista Pentecostal de Penco 1967 – 2017”.
El autor del libro Boris Márquez Ochoa, durante en lanzamiento de su libro.
El texto conmemorativo presenta una relación pormenorizada del tránsito de una comunidad religiosa, que bajo el amparo de su amor a Cristo y al prójimo ha construido una historia de caridad y de compromiso social con la comunidad. Miles de fieles han sido y son parte de esta larga tradición evangélica, que en el puerto se asentó desde fines del siglo XIX, con la predicación de Juan Canut de Bon, como se describe en la obra histórica.
El Alcalde Víctor Hugo Figueroa entrega reconocimientos a los pastores Daniel Márquez V. y Roxana Ochoa C.
El autor, Boris Márquez Ochoa, es magister en Historia por la UdeC y Director de la Biblioteca Municipal de Concepción José Toribio Medina, es pencón y miembro de la Iglesia Evangélica. Este es el cuarto libro que edita rescatando nuestro rico pasado regional. El joven y prolífico investigador nos cuenta sobre su obra: “el texto es un tributo a los pioneros del movimiento pentecostal en Penco que con mucho sacrificio y pocos recursos dedicaron sus vidas a la predicación del Evangelio de Jesús y a la ayuda social en Penco. El libro contiene páginas alegres de estos hombres y mujeres que en sus diferencias y carencias construyeron una comunidad que ayer fue resistida y hoy valorada y querida, de la cual soy un feliz miembro”.
La obra profundiza en la década del 40 del siglo XX en el recinto minero el Rosal de Cosmito, cuando el pastor Esteban Márquez Valenzuela presidiera un templo de la Iglesia Metodista de Chile y tras el cierre de la mina fundara junto a un grupo de hermanos la Iglesia Los Olivos en 1967, a la vera de la bahía de Concepción.

El Te Deum evangélico en conmemoración del cincuentenario de la Iglesia recibió la visita de autoridades así como diversos reconocimientos a la congregación. Víctor Hugo Figueroa, Alcalde de Penco, entregó un galvano a los actuales pastores, Daniel Márquez V. y Roxana Ochoa C., en reconocimiento a la labor pastoral. Por su parte, la Sociedad de Historia de Penco, representada por su Tesorero Manuel Suárez Braun, presentó una placa conmemorativa por la célebre historia de la comunidad y un discurso que emocionó a la feligreses.
Dos fotos históricas de los Metodistas Pentecostales, arriba un aspecto de la congregación pencona en 1976; y abajo, el fundador Esteban Márquez  Valenzuela durante una prédica al aire libre en Cerro Verde Alto (1986, aprox.).
Deseamos que la historia del movimiento evangélico siga creciendo en la comuna de Penco y más historias de estas comunidades se den a conocer.

MENSAJE DE LA SOCIEDAD DE HISTORIA DE PENCO

El siguiente es el discurso leído por Manuel Suárez Braun, Tesorero de la Sociedad de Historia de Penco, durante el acto de celebración:
                     Pastor presbítero Sr. Daniel Márquez.
                     Obispo iglesia cristiana Metodista Pentecostal Sr. FranciscoRivas.
                     Sr. Presidente concilio de pastores Penco-Lirquén Sr.Pedro Seguel.
                     Pastores y Pastoras invitados de Chile.
                     Congregación iglesia  los Olivos.
                     Sr. Alcalde don Víctor Hugo Figueroa y autoridades Comunales de Penco.

    Tengo el honor de representar en este acto a la Sociedad de Historia de Penco, una sociedad que reconoce y pone en relieve el patrimonio material e inmaterial de nuestra ciudad, además de difundir la historia de Penco.

     En esta ocasión y con gran afecto queremos adherir a la celebración de los cincuenta años de vida de la Iglesia Cristiana Metodista Pentecostal de Penco. Fueron cincuenta años dedicados a la predicación del evangelio de Jesucristo, con gran compromiso social hacia la comunidad de Penco.

     También queremos honrar la memoria del Pastor Sr. Esteban Márquez Jarpa quien tuvo la feliz idea de establecer esta Iglesia en nuestra ciudad hace cincuenta años.

     Como testimonio de nuestra adhesión, tenemos el agrado de entregar a este templo una placa en recuerdo de su aniversario, donde se relatan brevemente los hitos de su fundación.
Manuel Suárez Braun durante la lectura de su mensaje.

     Soy desde mi nacimiento un vecino de este pueblo y puedo dar fe que las Iglesias Evangélicas fueron muy discriminadas, pero no se dieron por vencidas,  trabajaron con mucha dedicación, difundiendo sus ideas, haciendo predicaciones de textos bíblicos en las calles de Penco por muchos años.

     También trabajaron con mucho tesón y entusiasmo en establecer las escuelas dominicales para las familias, a las que asistían desde niños hasta adultos. Dedicaron los domingos, un día no laboral, a la formación cívica, a la educación de sus feligreses, impartiéndoles buenas normas de conducta que lograron formar ciudadanos responsables, respetuosos del buen vivir, profundamente solidarios y siempre fieles a su iglesia.  Saludo este esfuerzo; hoy las iglesias evangélicas han logrado que  un 20 % de la población nacional, esparcida por todo el territorio, abracen la fe evangélica  y  asuman tareas solidarias con las comunidades donde están establecidas.
    
     Las iglesias evangélicas ahora gozan de legitimidad social, política y cultural.

     Que distinto fue en el pasado cuando la discriminación se hacia presente hasta en los cementerios, así ocurrió también en Penco.  Haber sido testigos de ello nos marcó profundamente a mi hermano y a mí siendo muy niños.

     Pongamos nuestra atención y esperanza en el futuro,  enterremos los acontecimientos impropios del pasado y tengamos fe que se puede aspirar a mejores tiempos.

     Se lo deseamos todos de corazón. Para ustedes  nuestras felicitaciones por lo que han logrado y que tengan un feliz aniversario además  una vida larga, sana y dichosa.

     Un afectuoso abrazo para todas y todos.
  
                                                                Manuel Suárez  Braun


Penco, 21 de Mayo de 2017.-
   

No comments: