Monday, December 03, 2018

RECORDAR TERREMOTOS NO TIENE ASUNTO, MENOS EN PENCO


            
Un sismógrafo (Wikipedia).
Sería mejor ni siquiera hablar de terremotos aún cuando se nos hayan acabado los temas. Sabemos lo que son por propia experiencia, vivencia, percepción. Cada vez que se aborda el asunto, se vienen a la mente esas imágenes desagradables. Porque recordar es traer hechos del pasado al presente. Y cada cual al respecto tiene su propio cuento. Estamos claros por lo demás, que estos fenómenos naturales son recurrentes. Entonces, ¿para qué?
            Muchos medios publican fotos sacadas de sus archivos sobre la destrucción y el dolor causados por los terremotos para los aniversarios. Mejor no lo hicieran. Distintos es advertir a la gente que hay que estar preparados para emergencias de este tipo, sin abundar en detalles que causen miedo. Cuando una comunidad está preparada, la población tiene más confianza en sí misma.
             Está bien que la historia mantenga un registro, pero está mal vivir dándole vueltas a esas cosas. A quienes les gusten esos temas, que busquen. Hay harto material al respecto por todos lados. Pero, para el común de las personas es mejor vivir la vida productiva y alegremente. En este blog hemos publicado relatos sobre estas experiencias sin otro afán que manifestar un episodio común sin ribetes de algo de otro mundo. El próximo terremoto no lo podremos evitar, pero sí prevenir, lo que es distintos a andar mostrando fotos de casas en el suelo. Los efectos de estos fenómenos no son para estar orgullosos. 

No comments: