Tuesday, December 19, 2006

LUCHO VERA, DE PENCO, FUE CAPITÁN DE LA SELECCIÓN CHILENA

Luis Vera, futbolista de Penco, el quinto de izquierda a derecha arriba, integró la selección chilena en 1950 y fue su capitán.
Por Max Wenger M.

Entre las imágenes que aún conservo de la cancha de Penco, asoman algunas que se proyectaron hasta hoy.

Mencioné entre varias otras, la figura de Luis Vera Avendaño, quien diera sus primeros pasos en el fútbol adulto en el “Fanaloza” de principios de los 50.

Sus reconocidas aptitudes lo llevaron rápidamente a Santiago, donde se integró al Audax Italiano, su único club profesional. Sólo jugadores chilenos formaban en aquel Audax, el de Chirinos, Yori, Bello, Olivos, Vera, Cortés, Carrasco, Valenzuela, Espinoza, Tello y Águila. ¡Audax ... campeón... !

No puedo disimular que de niño en Penco fui hincha de Lucho Vera y que seguí a la distancia su trayectoria. Primero por la radio, la prensa, la revista “Estadio”, y más de cerca a su vuelta a la zona en los 60.

Todavía me parece verlo liderando avances del “Fanaloza” a los sones de alguna copla española de moda, tocada por un orfeón presente en “El Fortín”.
Lucho vio el fútbol profesional como un medio y no como un fin, según contó alguna vez. Tuvo la virtud de prepararse para el momento en que cumpliera su ciclo como jugador.

Estudió Contabilidad primero y enseguida Educación Física en la Universidad de Chile. Siguió cursos de técnico y llegó a ser capitán de la Selección Chilena en el Sudamericano de Buenos Aires, en que tuvo como rival nada menos que al mismísimo Pelé.

En ese tiempo no podía imaginar que mi ídolo iba a ser mi profesor en el liceo y más tarde en la universidad penquista.

Mucho menos sospeché siquiera que me iba a corresponder narrar por radio partidos con Luis Vera como protagonista, con la camiseta auri-azul de la “U”, campeón regional en 1964.
Lo más seguro también es que el mismo Lucho nunca haya imaginado que un chicuelo de Penco, un imberbe ex - alumno , ahora micrófono en mano –lo que suele implicar cierto riesgo- se contaba entre los que celebraban su carrera deportiva.

Nunca, claro... hasta que hace un par de años lo encontré casualmente y decidí testimoniarle estos recuerdos. Me escuchó algo sorprendido y silencioso y nos estrechamos luego en un sincero abrazo.

El tiempo pasó y aún hoy mantengo esa admiración viva y agradecida de su ejemplo.

1 comment:

Sebastián Fernández Salamanca said...

Luis Vera dirigió (y jugó) en el Universitario campeón de 1962, luego partiría a Huachipato.
¿Cuándo dirigió la Selección Nacional?
Saludos