Tuesday, December 30, 2008

¿DÓNDE PASARÍA USTED LA FIESTA DE AÑO NUEVO?

Una novedosa encuesta entre sus fieles realizó la iglesia evangélica Unión Pentecostal El Triunfo, de la población Mejoreros, según se publica en su página web. Se les preguntó a 75 personas de la congregación que adónde les gustaría pasar la fiesta de Año Nuevo.

El 48 por ciento de los encuestados dijo que quería pasarla en Campanario. No especifica cuál, porque en Chile hay muchos lugares con ese nombre, como por ejemplo en La Serena, donde Campanario da su apelativo a un pisco bien famoso. Supongo, sin embargo, que en este caso, Campanario es la localidad cercana a Yungay, a la cuadra de Cabrero. Tampoco la encuesta explica el porqué de esta preferencia tan decisiva.

Un 10 por ciento desea pasar la fiesta en el Río Laja. Me parece una buena idea, teniendo en cuenta que el cauce no es profundo y ofrece suaves playas de arena negra, entre remansos con sauces llorones, sin descartar su hermoso salto.

Y aquí sí que viene lo bueno y yo adhiero también. Un 6,7 por ciento desearía festejar el año nuevo en el fundo Coihueco. Esta rinconada pencona, donde nace el estero, tiene un atractivo sin par. Está el río de aguas cristalinas y el valle rodeado de cerros. La hondonada es sinuosa, allí sopla una brisa fresca y limpia, con aroma a pino. Hay zarzamoras, frutillas y frutos de la tierra, flores silvestres, aves.

Un cuatro por ciento de las personas se inclinó por ir de paseo a la Cata, que es un vistoso balneario al norte de Lirquén. Un 2,6 por ciento preferiría disfrutar la fiesta en Playa Negra. Y derechamente, el 5,3 por ciento dijo que se sentiría muy bien en la playa principal de Penco.

Un 20 por ciento respondió otros lugares, sin especificarse.

Yo di mi opinión. ¿Dónde preferiría usted?

2 comments:

Vivianne said...

Ayyyyy amigo yo la pasaría en una Isla como por ejemplo Tortel, alejada del mundanal ruido, de los odiosos y por sobretodo del smog!!!!

cheo said...

Ya lo pasé en el medio del campo, parecido con coihueco que conoci cuando niño, y junto con mi familia vimos de lejos todos los colores que los fuegos artificiales nos mostraron. Feliz 2009.