Sunday, September 26, 2010

HÉCTOR BOERI, UN ITALIANO QUE VINO A PENCO PARA QUEDARSE

Nota de la Redacción: La "Casa Boeri" fue conocida por muchos años en Penco. Su dueño, el comerciante de origen italiano Ettore (Héctor) Boeri, atendía directamente a sus clientes tras el mesón con su acento genovés inconfundible. Como lo muestra un aviso publicado en la prensa de Concepción en 1948 y que aparece en este post, la tienda era muy variada y surtida. Don Ettore fue un gran colaborador del deporte de Penco, disfrutaba con los clásicos del fútbol local: Fanaloza-Coquimbro CRAV. Soñaba con que la comuna aprovechara la oportunidad de desarrollar su borde costero hasta Lirquén al estilo de la riviera francesa, reconocía el potencial turístico de la playa y amó a Penco como todos los extranjeros que llegaron a instalarse en la comuna. Y don Ettore vino para convertirse en un vecino más. Sus padres y familiares quedaron en Italia. Cuando viajó a Chile a edad muy temprana corrió riesgos, incertidumbres y enfrentó con coraje la aventura. A continuación presentamos la colaboración del concejal de Penco Víctor Hugo Figueroa, quien redactó a solicitud de este blog una semblanza de Ettore Boeri, con la colaboración de la familia del recordado comerciante italiano. Agradecemos el texto así como las dos imágenes facilitadas para esta publicación: el aviso del periódico y la foto de Ettore en su tienda junto a su hija Gina y su hijo Vittorio. Gracias.


BREVE RESEÑA DE DON HÉCTOR BOERI

Por Víctor Hugo Figueroa (concejal)

Al igual que varios inmigrantes italianos Don Ettore Boeri Arrigo, fue uno de los comerciantes más antiguos de Penco, “Don Héctor”, formó familia junto a Doña Amelia Zappettini Pietrini, muchos la recuerdan a ella como una mujer dulce y sencilla. Don Héctor fue muy querido y reconocido durante los 59 años que atendió la famosa “Casa Boeri”, ubicada en la esquina de Robles con O”Higgins. El nació por allá por 1909 en el Norte de Italia, en la Comuna de Arma di Taggia, Provincia de Liguria. A sus catorce años sale de Italia, escapando de su destruido país al finalizar la Primera Gran Guerra, por allá por 1924.
Su viaje por barco, lo hace junto a un adulto conocido de la familia, cuando llegan al Puerto de Buenos Aires el acompañante del pequeño Ettore, es arrestado por la Policía Argentina, enfrentando cargos de contrabando. Es así como Ettore queda solo en la Capital Trasandina, al día siguiente decide viajar a Chile en busca de algún familiar que tenía en el Sur. Llega a Santiago mediante el Tren Trasandino, y luego a Concepción a colaborar como Junior en el almacén “La Princesa Mafalda”, de propiedad de su tío Honorato, hermano de su padre Giusseppe Boeri.
Al poco tiempo, se independiza y se traslada a Penco, abriendo su almacén el año 1937, casándose un año después con Doña Melita, a quién conocía años antes en reuniones familiares de italianos residentes en Concepción. Don Héctor es recordado como una persona íntegra, cariñosa y amable. En los años 50 colaboraba con premios al ganador del duelo Coquimbo Crav v/s Fanaloza, en la competencia local.
Muchos recordarán la famosa vitrina de la “Casa Boeri”, por calle O”Higgins, cuando a propósito de fechas importantes como Fiestas Patrias o Navidad, habilitaba un muñeco vestido de huaso o de viejo pascuero, quién a través de un rudimentario sistema de cuerdas, solicitaba a sus hijos Tito y Vittorio, tirar la cuerda para simular movimientos y dar vida al curioso personaje.
El negocio de Don Héctor, el cual vendía los más variados artículos, desde un colchón, pasando por aceite, botones y zapatos, fue atendido por el mismo hasta su sensible fallecimiento el año 1996, a la edad de 86 años.

FOTOS ADJUNTAS:
-Don Héctor en su Almacén junto a sus hijos Vittorio y Gina (1950)
-Recorte Periódico “Clásico” (1948)

No comments: