Tuesday, March 13, 2012

LA BOHEMIA DE PENCO EN LOS TIEMPOS DE MARIO REY

Juventina Inostroza, Heriberto Ramos (Mario Rey) y Nelson Palma.
En Penco Heriberto Ramos tiene muchos amigos. Pero, para entonces quienes sabían que tocaba la guitarra no imaginaron jamás que él era la primera voz de boleros en los concursos de las radios de Concepción: Simón Bolívar, Araucanía, Cooperativa, El Sur. Y no lo sabían porque Heriberto Ramos había adoptado un nombre artístico: Mario Rey. Entonces en Penco se oían estos concursos radiales en que destacaba un cantante que representaba a Penco y que ahí nadie conocía, ¿Mario Rey? Pero, como la fama fue creciendo, llegó el momento de mostrar a los artistas en una gira por la provincia que se inició en Penco. El lugar del debut fue el gimnasio Fanaloza. La noche del show, el recinto estaba de bote a bote, por fin conocerían a la voz que representaba a la ciudad. El locutor anunció a Mario Rey y luego de unos segundos salió a escena Heriberto Ramos. Oh sorpresa, tremendos aplausos. Fue allí cuando Mario Rey cautivó a los pencones en persona con el romanticismo de sus canciones inspiradas en Lucho Gatica. El nombre se lo debe al gran productor radial de entonces Anatole Figueras, quien cuando el cantante se presentó en la radio para participar, éste la preguntó su nombre.  “Me llamo Heriberto Ramos”, le respondió el artista y a lo que Figueras  le dijo: “No, Heriberto Ramos no pega. Desde ahora tú serás Mario Rey”.
Mario Rey fue el primer “rock star” de Penco, conocidísimo como solista y también como integrante del dúo Abolengo, que incluía como primera guitarra a Nelson López, un artista  de primera línea. Ambos son originarios de Pitrufquén, pero son pencones del alma. Heriberto Ramos se avecindó en Penco en 1954, donde luego de un año de buscar infructuosamente trabajo en Fanaloza, decidió lanzarse como intérprete artístico. A la fábrica locera ingresó posteriormente.
Hoy en día Mario Rey vive en Puente Alto, Región Metropolitana, desde 1979. Es casado con una conocida vecina pencona  Juventina  Inostroza, hija de Juan Inostroza, quien fuera dueño de la quinta recreo El Paragüita. Ambos  nos recibieron en su casa para una conversación sobre aquella bohemia de Penco de la segunda mitad del siglo XX.
--¿Qué era El Paragüita?
JUVENTINA: “Era un restaurant y una quinta de recreo. El restaurant era de mi abuelo, existía antes que nosotros naciéramos. La quinta recreo surgió después en 1952 y era un recinto de baile, muy famoso y concurrido”.

Cecilia, Nelson, Juventina y Heriberto (Mario Rey).

 --¿Y dónde estaba ubicado?
JUVENTINA: “El Paragüita se ubicaba en la calle Membrillar esquina de Penco Chico.  Su nombre se debía a un enorme ciprés podado en forma de paragua. El recinto tenía un hermoso jardín y la gente lo pasaba regio. Era con música en vivo.
--¿Recuerda algunas de las orquestas que actuaron allí?
JUVENTINA: “Sí, la orquesta de Chepito Martínez, Los Chaquetas, Los Esparza y el tío Rolando Inostroza”.
Años después de la vigencia de El Paragüita nació el Pollo Dorado. El recinto se inspiró en el Pollo Dorado de Buenos Aires. Quedaba ubicado entre Freire y Las Heras por calle Talcahuano.
--¿Cuál era la gracia de El Pollo Dorado?
MARIO REY: “Música en vivo con artistas provenientes de Concepción. El lugar tenía mucha aceptación, con buena cocina y gran pista de baile”.
JUVENTINA: “La gente hacía reservas con un mes de anticipación, tal era la demanda del público para poder conseguir un lugar…”
MARIO REY: “Un día mi suegro decidió vender la patente y se la compré yo. Entonces yo abrí otro local en Freire con Membrillar:  El Imperio Inca. Pero, en Penco era más conocido como el Imperio, a secas. Trabajamos mucho para habilitar el lugar, que no era mío. Yo mismo pinté un mural detrás del escenario con un tema del imperio de los incas. Me inspiré en una ilustración y trabajé todas las noches durante cuatro meses para terminarlo. A la gente le gustaba, incluso venían estudiantes de la Universidad de Concepción a verlo y apreciarlo.”
--¿Y qué pasó con el lugar y con el mural?
MARIO REY: “Tuve que abandonarlo porque el dueño de la casa me pidió que la dejara. Él siguió con el negocio, pero no le resultó y tuvo que cerrar. Después supe que pintaron la muralla en la que se desplegaba el mural. Nunca se me ocurrió tomarle una foto”.  
Heriberto Ramos tiene una afición y un don para dibujar y pintar. Fue precisamente por esa fortaleza que trabajó por años en Fanaloza en la sección Decorado. Pintaba con oro filetes para tazas y platos.
Me tomé la libertad de llamarlo  Mario Rey, en esta entrevista. Él rió de buena gana. No, me dijo con una leve nostalgia: “Mario Rey murió hace muchos años”.  Pero, igualmente tomó la guitarra e interpretó para nosotros un sentido y romántico bolero, que muy pronto reproduciremos en este blog porque  decidimos testimoniar este encuentro con un famoso de Penco acompañados de una cámara de video.

2 comments:

ivan alejandro ramos castro said...

Saludos desde Venezuela para la familia Ramos - Inostroza, yo conocí a su papá, don juan Inostroza, a su hermano y a Cecilia con quién estudié la esc. primaria en la 69 en el recinto Crav: Saludos de Iván Ramos Castro

Gabriela Inostroza said...

Hemos crecido escuchando estos relatos familiares que cuentan también una parte importante de la historia y la bohemia de Penco. Es bueno que la gente pueda conocer de lo que fueron esos tiempos y muchos otros puedan recordar ...