Tuesday, January 21, 2014

FERNANDO CASTRO: ESTRELLA QUE BRILLÓ EN EL "COQUIMBO" DE PENCO

El brillante ex puntero izquierdo del "Coquimbo",
Fernando Castro Alarcón, en la actualidad.
Pocos jugadores hicieron vibrar tanto al "Coquimbo" de Penco (cuando aún no tenía el apellido CRAV) que Fernando Castro Alarcón, ese rápido puntero izquierdo que los dirigentes refineros de la época trajeron del club Magallanes. Una vez instalado en Penco, procedente de Santiago, Castro ingresó a trabajar en la Refinería de Azúcar. Y según el contrato podía perfectamente efectuar sus labores, entrenar y jugar al fútbol. Actualmente don Fernando vive en la población Desiderio Guzmán en los altos de Penco.

En esos años, la prensa de Concepción seguía muy de cerca el quehacer del fútbol pencón. El Diario "LA PATRIA" --que hoy no existe-- publicó una completa semblanza de este jugadorazo del fútbol regional que defendió desde los 22 años los colores del "Coquimbo" de Penco. Esta nota periodística apareció en la edición de ese matutino el 21 de junio de 1949. El texto decía así:
Revisando una foto del recuerdo del "Coquimbo".

“A comienzos del año pasado, llegó a Penco sin grandes ruidos el actual puntero izquierdo del Coquimbo Fernando Castro Alarcón, conquistado en unos de sus viajes por el conocido dirigente refinero don René Martínez que después de tramitaciones de rigor pudo conseguir el pase de Magallanes, institución que lo tenía en su filas en la reserva, debido a una lesión en el muslo, después de haber realizado una brillante campaña en el fútbol rentado, cayó bajo la garra del juego brusco, que le postergó el sueño de llegar más arriba en el ambiente profesional. Castro cuenta con 23 años de edad, sus padres Juan Castro y Lucila Alarcón viven en Las Cabras, tiene 11 hermanos, nueve hombres y dos mujeres, tres de ellos son futbolistas ya de nota en el ambiente de su provincia: Lorenzo, de 22 años es seleccionado como puntero izquierdo de la Asociación Amateur de San Vicente; Juan de 19 años también es otro valor que se va destacando y Segundo de 25 años es otro que da satisfacción al fútbol de su pueblo. Castro nos cuenta su vida deportiva con la misma sencillez como lo vemos en una cancha de fútbol y nos dice: “Tuve mala suerte en “Magallanes”, había jugado cinco partidos frente a los adversarios de nota mayor en Santiago siendo mi debut como puntero derecho frente a Universidad de Chile y fue Álvarez el que intentó marcarme para evitar mis arremetidas pero sucedió que aquel partido fue el mejor que hice, porque mientras más Álvarez intentaba anularme, con mayor facilidad me lucía, fue así como los dirigentes magallánicos estuvieron felices ya que jugaba tanto en la izquierda como en la punta derecha, pero vino aquel partido contra Green Cross y fui lesionado en un muslo con un desgarramiento que aun siento en algunos matches. Tuve en el cuadro de Magallanes a compañeros como Salamanca, Barrera, Albadiz, Vicente Soto para quienes guardo especial estimación, ellos me ayudaron en los primeros partidos y sus consejos fueron siempre sinceros. Después de mi lesión pasé a la reserva y aun así, Santiago Morning me buscó muchas veces, pero “Magallanes” no cedió. Castro ha visto cuadros extranjeros como San Lorenzo, River Plate, elencos uruguayos, brasileños, etc. pero sólo ha admirado a Martino del San Lorenzo. De los chilenos admira a Mario Castro del Colo Colo que también tiene aquella notable condición de jugar tanto en la punta izquierda como derecha.
La publicación de "LA PATRIA", cuyo texto reproducimos aquí.

Le preguntamos si volvería nuevamente a vestir una casaca del fútbol rentado. Nos responde categóricamente no, el fútbol rentado es para una vez y nada más los pagos andan mal y muchas veces no se ven y el jugador que vive del fútbol tiene que sufrir mucho para poder vivir de los pocos pesos que a veces recibe…
En Penco, nos dice Castro, estoy bien, los jefes de la industria son como pan de azúcar, especialmente el señor Valverde y no diremos menos del señor Guzmán, actual presidente del Coquimbo, son jefes atentos en todo problema que surge a los jugadores, pero en cuanto a la hinchada refinera hay un caso curioso, que por las columnas de "CASOS Y COSAS DEL DEPORTE PENCÓN" se planteó y es verdad: los socios de la refinería, la mayoría compañeros de labores, no comprenden el sentimiento del jugador cuando hemos perdido un partido nos llenan de pullas y críticas que en realidad nos duele y molesta, porque si hemos perdido no es por falta de empeño, es porque los rivales son superiores. Aprovecho esta oportunidad que me brinda “LA PATRIA” para pedirle a los hinchas refineros que exista mayor armonía y comprensión entre jugadores e hinchada y así habremos ganado un buen camino al éxito aun cuando no tengamos un gran equipo. Castro nos dice finalmente, en Coquimbo hay valores nuevos como “Cocoa” Venegas, el rucio Aragú que se debiera ir puliendo y hacer actuar en partidos que se vea que pueden rendir de acuerdo con sus condiciones. Por último Castro nos pide hacer públicos sus agradecimientos a los jefes de la Fábrica de Azúcar y que el deporte sin ellos nunca podrá prosperar y hace votos que el entusiasmo del señor Valverde y señor Guzmán sea para el futuro, un paso para la conquista de la tradición refinera.

Así dimos término a la charla con Fernando Castro Alarcón la figura máxima que tiene Coquimbo en sus filas y todo un ídolo del fútbol pencón y según informaciones de este player también se vendrá a Penco su hermano Lorenzo, seleccionado de San Vicente para formar en la punta derecha".

Hasta ahí la publicación de LA PATRIA del año 1949. El recorte original del diario permanece guardado en el álbum de recuerdos de don Fernando.

No comments: