Monday, March 30, 2015

"¡LLEGÓ CHARQUI A PENCO!", UN DICHO CON DOS ORÍGENES

Ilustración de un asalto pirata a una ciudad chilena, según el libro de Historia de Chile de Walterio Millar.
¡Llegó charqui a Penco! Esta afirmación la abordamos en nuestro blog el 5 de diciembre de 2009. Entonces sostuvimos la versión más conocida, que la expresión se habría originado en las correrías del corsario inglés Bartholomew Sharpe (1). Y que en respuesta a esa amenaza latente la gente local de la colonia pronunciara despectivamente el apellido Sharpe como “charqui”. Agregábamos también, y a modo de pura especulación nuestra que este filibustero pudo haber pensado en asaltar Penco pero que renunció a ello quizá informado de que la ciudad era una capital militar. A este respecto no hay datos históricos que conozcamos.
Sin embargo, Sharpe asestó duros golpes en otros puntos de la costa de Chile. En Coquimbo fue especialmente sanguinario. El blog piratas y corsarios en la colonia de Chile dice al respecto:
“Como amargo recuerdo de esta incursión de Sharp quedó la frase que se gritaba en Santiago al saberse el desembarco de los piratas en Coquimbo:
¡Llegó Sharp a Coquimbo!”
La  intempestiva aparición del pirata inglés Bartolomé Sharpe en la rada coquimbana ocurrió el 13 de diciembre de 1680. Sharpe y sus secuaces se tomaron La Serena al día siguiente.
 
Está en los anales el asedio de numerosos piratas a las costas de Chile durante décadas posteriores. De ese modo en cada avistamiento de algún barco pirata, los coquimbanos recordaban a Sharpe y gritaban: ¡Ahí viene Charp! Y así pudo surgir ¡Llegó charqui a Coquimbo!
Muchos años después cuando del temido pirata inglés sólo quedó el nombre, al alias charqui se le dio otros usos para situaciones algo paralelas. Benjamín Vicuña Mackenna sostiene que  de ahí viene la expresión popular: “¡Ya llegó Sharp a Coquimbo!" para referirse a la llegada sin aviso de algún sujeto alegre o molestoso a alguna casa, lugar o reunión.
 ¡Llegó charqui a Penco!
 
Según la misma fuente citada al comienzo, nada tiene que ver ese dicho muy popular en Penco con el pirata Sharpe, sino que con el buen y sabroso charqui de Florida, de Ñipas, de Coelemu o de Itata que llegaba a Penco para su comercialización.
Fernando Campos Harriet.
 
Dice el historiador Fernando Campos Harriet: "La verdad es que el dicho recordaba todo lo contrario; que algo bueno había llegado a Penco. Y eso bueno había sido precisamente el charqui. Por eso cuando una niña bonita aparecía en los bailes pencones y vehementes galanes la rodeaban, más de algún viejo envidioso y haciéndosele agua la boca, exclamaba ¡Llegó charqui a Penco!". (2)
 
(1) Usted observó aquí que en este relato el apellido del corsario está escrito de dos maneras Sharp y Sharpe. Según Wikipedia y otras fuentes históricas es Sharp; pero el informe oficial que el pirata presentó al rey de Inglaterra  él lo firmó Sharpe. Nos hemos quedado con esta segunda versión cuando el texto es nuestro y con Sharp cuando proviene de una cita que se decidió por esa opción.
 
(2) El primer relato sobre ese pirata y su relación con Penco aparece en el post del 5 de diciembre de 2009 de este blog. 

No comments: