Tuesday, May 05, 2015

EL LAUTARO DE PENCO, ENORME MURAL AL AIRE LIBRE ES UNA RÉPLICA REALIZADA POR EL ARTISTA ROBERTO ZUCHEL


El Lautaro de Penco, obra gigante del artista local Roberto Zuchel.
          Le brinda carácter, temperamento y personalidad a la esquina norte de la plaza de Penco esa enorme estampa de Lautaro adosada a un muro de la escuela Isla de Pascua, edificio que debe tener 60 años, y que fuera inaugurada recientemente. La obra clásica El Joven Lautaro del pintor Pedro Subercaseaux fue plasmada en 35 metros cuadrados en cerámica pintada en colores por el artista de Penco Roberto Zuchel. Esta representación es una pieza mayor y la técnica empleada le permitirá sobrevivir invariable incluso en condiciones climáticas extremas. Las piezas de cerámica pintadas fueron “cocidas” a 800 grados de temperatura. O sea, ni el sol abrasador del verano, ni el granizo, ni el frío modificarán un ápice el color original empleado por Zuchel.
El mural mide 7 m de alto por 5 m de ancho.
            El Joven Lautaro tiene las siguientes dimensiones: 7 metros de alto por 5 metros de ancho. Para cubrir esa superficie el artista debió emplear 525 azulejos de 20 x 30 centímetros cada uno. El trabajo de pintado lo realizó en su taller de calle Talcahuano. “La idea es que este mural sea permanente”, nos dijo el autor. Y agregó que había instruido a sus hijos, quienes también se dedican a esta actividad, para efectuar las reparaciones correctas de presentarse algún problema, como por ejemplo que alguna palmeta se desprenda por falla de pegamento, vibraciones o condiciones del muro. Todo está calculado para que el Lautaro de Penco sea una imagen lo más permanente posible.
            Roberto Zuchel trabajó en pintado a mano en la sección Decorado de la antigua Fanaloza. Retirado de esa industria decidió continuar con su arte en forma independiente instalándose con un taller en Penco. La obra que luce frente a la plaza local fue una iniciativa del municipio pencón, el Centro Cultural de la ciudad, con Francisco Mardones a la cabeza, y el apoyo de la Sociedad de Historia de Penco. Con esta obra Zuchel materializó un sueño personal: heredar una obra suya para las generaciones futuras de la comuna.
Sonriente joven mapuche en el pasado festival de la etnia en Penco.
            Lautaro tiene desde ahora su sitial en Penco, ciudad en la que desarrollan sus actividades culturales y ancestrales numerosas organizaciones mapuche. En febrero pasado, por ejemplo, se celebró el segundo festival mapuche en el mirador de los pinos de Penco. El encuentro tuvo una gran convocatoria regional.


No comments: